Fabricio "El Loco" Galván se lanzó como DT

Numerosos jóvenes concurren al gimnasio que dirige Fabricio "Loco" Galván.

2 Fotos

El extriple campeón Provincial en hasta 81, 91 y más de 91kg; e Interprovincial en la provincia de Salta, Fabricio "El Loco" Galván (36), comenzó a dictar clases de boxeo recreativo y competitivo, en su domicilio particular ubicado en el barrio Montecristo al sur de nuestra ciudad.

 

Fabricio Galván, expupilo del excampeón Argentino Liviano, Luis Armando "Japonés" Soto, comenzó con mucho entusiasmo su carrera como Director Técnico brindando sus conocimientos a los numerosos niños, jóvenes y adultos, que se congregan en su domicilio ubicado en la zona sur de nuestra ciudad.

 

"La verdad que estoy muy contento con todo lo que me está pasando, con esta apertura de mi gimnasio. En realidad no tenía ganas de largarme porque nunca enseñé, era como nuevo para mí. Esto comenzó porque vino un chico a pedirme que lo entrene, le dije que sí y al otro día vinieron otros y así sucesivamente, y ahora hay un plantel de aproximádamente 30 personas entre chicas y chicos, gracias a Dios", dijo a RING CATAMARCA, el "Loco" Galván.

 

Además, señaló: "Tengo tres turnos: que son de niños hasta 13 años, en el horario de 15 a 16, luego entran los varones más grandes de 16.30 a 18, y después siguen únicamente las mujeres de 18.30 a 20. Nos adaptamos a las exigencias que solicitó el COE, con barbijos, alcohol en gel y bien higienizado el lugar donde entrenan los chicos. El gimnasio está ubicado en el barrio Montecristo, a 200 metros hacia el sur de la REFINOR, por la calle paralela digamos a la par del puente que era la exvía, ahí estamos con los chicos".

 

Ante la consulta si colgó definitivamente los guantes, expresó: "Si, si, porque lamentablemente no se podía porque no tengo trabajo, hace muchos años que estoy sin trabajo y vivo el día a día. Con mi señora hacemos tortillas o pan para vender, para tratar de sobrevivir más con este tema de la pandemia y todo eso, está fea la mano y no se puede, no se puede, no hay trabajo y más por mi edad no consigo trabajo asi que se me complica mucho también por ese tema".

 

"Gracias a la colaboración de los chicos que vienen a entrenar, pudimos costear el alquiler del salón. Primero estábamos afuera y por las inclemencias del tiempo no podíamos entrenar, entonces ellos me ayudaron para que alquilemos este lugar para tener más comodidad", señaló.

 

"No tengo elementos, no tengo nada, sólo tengo tres colchas que las uso como colchonetas y unos guantes viejos que me regaló el profe Luis Soto, y el profe Piri Bazán también me regaló unas manoplas y son con las únicas cosas con las que cuento para trabajar", añadió.

 

También, el excampeón Provincial en tres categorías, agradeció quienes le dieron una mano en su carrera boxística: "Quiero decirle a la gente muchísimas gracias por todo el apoyo que siempre me dieron, porque estoy muy agradecido de eso y en especial al profe Luis Soto, porque si no fuera por él, hoy yo no sería nada. Todo lo que aprendí me lo enseñó él, y hay otros profes que también me dieron una mano y eso es bueno porque uno rescata cosas buenas de las personas y también lo malo, porque de las críticas también crece uno. Soto siempre me aconsejó y me guió, fue como padre para mí, y eso se lo voy a agradecer siempre, siempre, al profe Luis".

 

"No quiero olvidarme de la familia Chumbita, porque cuando comencé a boxear arranqué ahí y fueron muy buenos conmigo y con mis compañeros porque nos dieron un lugar para que podamos entrenar, estoy muy agradecido con ellos, también al profe César Romero quien me preparó físicamente para que yo diera lo que daba en cada pelea. Él me buscaba, me llevaba a entrenar a Los Ángeles, a la Cuesta del Portezuelo, al Dique Las Pirquitas y nunca me cobró una moneda, gracias a su preparación física y a las enseñanzas de Luis Soto, fuí lo que fuí en mi carrera donde me alcé con tres títulos provinciales y uno interprovincial. No quiero olvidarme del profe Juan Calvimonte, porque él me preparó cuando fui a competir en Salta, gracias a las enseñanzas de esas tres personas, es lo que estoy incorporando a los entrenamientos que doy ahora en los tres turnos", continúo.

 

Para finalizar, Galván, resaltó el apoyo incondicional de su familia en este nuevo desafío: "Mi señora Nadia Olivera y mi hijo Valentino son mis pilares, los que me dan fuerzas para que salgamos adelante día a día, también agradezco a mi madre por todo lo que hizo por mí y mis hermanos, porque ella nos crió sola a nosotros, y yo al tener muchos problemas con los vicios, mi madre anhelaba que yo cambie y ahora está muy contenta por la persona que soy hoy en día, el cambio que tuve, también quiero agradecerle a ella", cerró.

 

 

Ring Catamarca

Es un sitio catamarqueño especializado en el boxeo local que trae toda la información de la actualidad boxistica de la provincia y la región